La migracion para beneficio de todos
   

¿QUÉ ES LA SEGURIDAD HUMANA?

La Comisión de Seguridad Humana de la ONU la define como la protección del núcleo vital de todas las vidas humanas de forma que se mejoren las libertades humanas y se alcance la realización de las personas.

Esto significa:

1. Proteger las libertades esenciales para la vida.

2. Proteger a aquellas personas que se encuentren bajo amenazas graves.

3. Impulsar procesos que reconozcan y resalten las fortalezas y aspiraciones de las personas.

4. Crear sistemas políticos, sociales, medio ambientales, económicos, militares y culturales que, de forma conjunta, aporten a las personas los fundamentos para la supervivencia, el sustento, el empoderamiento y la dignidad.

¿QUÉ ES EL FONDO PARA LA SEGURIDAD HUMANA?

El fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para la Seguridad Humana fue establecido en 1999 por el Gobierno de Japón y la Secretaría de las Naciones Unidas. A los financiamientos iniciales del Gobierno de Japón, se han ido añadiendo los de otros gobiernos, incluyendo el de México. El fondo tiene como objetivo promover la seguridad humana a través de la protección y empoderamiento de personas y comunidades cuyo sustento, supervivencia y dignidad se han visto amenzados. Desde su fundación se han apoyado proyectos en más de 80 países.

¿CUÁLES SON SUS OBJETIVOS?

1. Fortalecer a las instituciones estatales y a las organizaciones de la sociedad civil comprometidas con la atención y asistencia a las personas migrantes, especialmente las más vulnerables.

2. Mejorar la infraestructura y dotación de insumos para los albergues y casas del migrante en las comunidades de mayor flujo migratorio.

3. Lograr mayor cohesión social en las comunidades de tránsito, de modo que se traduzca en una mejor relación entre estas últimas, los albergues y las personas migrantes.

¿QUÉ ES EL PROGRAMA CONJUNTO DE MIGRANTES EN TRÁNSITO?

Es un conjunto de actividades promovidas por la ONU que van dirigidas al fortalecimiento de las instituciones del Estado y de las organizaciones de la sociedad civil encargadas de brindar atención y asistencia a las personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas. Esta iniciativa se suma a las actuales políticas públicas que existen en la materia en México, poniendo a disposición un conjunto de buenas prácticas y experiencias internacionales.

¿A QUIÉNES VA DIRIGIDO?

El Programa está dirigido a las y los migrantes en tránsito por México, con el objetivo de fomentar el respeto de sus derechos humanos. Y pone especial atención en aquellos y aquellas que son más vulnerables, como los niños, las niñas, los adolescentes, las mujeres, las víctimas de trata, de tráfico ilícito y de secuestro, los solicitantes de asilo, y las personas refugiadas. A su vez, el Programa trabaja con albergues, comunidades de tránsito, instituciones gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil cuyas actividades se vinculan para dar respuesta a esta particular dinámica migratoria.

¿CÓMO SE APLICA LA SEGURIDAD HUMANA A LA MIGRACIÓN EN TRÁNSITO?

El programa aplica la Seguridad Humana enfocándose en los y las migrantes más vulnerables a ser víctima de diversos delitos y abusos. Especialmente de aquellos cometidos contra mujeres, niñas, niños y adolescentes, quienes están más expuestos a la violencia física, discriminación, exclusión y falta de acceso adecuado a servicios de salud. En el marco de esta aplicación, apoya los esfuerzos que llevan a cabo las autoridades federales y estatales que están destinados a la protección de los derechos de esta población, al tiempo que busca el empoderamiento de las iniciativas de la sociedad civil que se dirigen a brindarle asistencia.

¿QUIÉNES LO PROMUEVEN?

El Programa es impulsado por cinco agencias del Sistema de Naciones Unidas en México: OIM, quien funge como agencia líder, ACNUR, PNUD, UNFPA y UNODC. Desde su diseño, este Programa también ha contado con el respaldo de la Secretaría de Relaciones Exteriores y la Secretaría de Gobernación.

¿CUÁNTO TIEMPO OPERARÁ EN MÉXICO?

El programa estará funcionando durante dos años. En esta primera fase se recogerán las mejores prácticas y experiencias para después replicarlas en una fase subsecuente hacia el año 2015.

¿DÓNDE SE EJECUTA?

El Programa se ejecuta en tres estados de la región sur-sureste del país: Chiapas, Oaxaca y Tabasco, entidades en las que se presenta una variedad de dinámicas migratorias, incluyendo la migración de tránsito.

Descargar infografía

Las 25 Actividades del Programa Conjunto.

1. Promover la creación de un mecanismo de coordinación interinstitucional para facilitar el diálogo entre las autoridades federales y estatales, la sociedad civil y agencias de la ONU, en asuntos relacionados con migrantes en tránsito y su seguridad humana.

2. Organizar dos seminarios de “buenas prácticas” con autoridades estatales sobre sus experiencias en la asistencia y atención a migrantes.

3. Crear una plataforma de capacitación virtual en asuntos de seguridad humana, derechos de las personas migrantes, así como la identificación, asistencia y referencia a víctimas de violaciones a sus derechos.

4. Fortalecimiento de los mecanismos de protección a la infancia a través de la formación de funcionarios estatales y producción de materiales audiovisuales.

5. Fortalecer las capacidades de las y los funcionarios y prestadores de servicios de salud en la atención de las necesidades de salud sexual y reproductiva de las y los migrantes en tránsito y reforzar las redes de servicios de salud.

6. Implementar una plataforma interdisciplinaria para el desarrollo de un protocolo estandarizado que sirva para la identificación, asistencia y refrencia de migrantes víctimas del crimen.

7. Diseñar e implementar un sistema integral de información sobre la población migrante en tránsito, para el monitoreo de la atención a sus necesidades de salud, con énfasis en salud sexual y reproductiva, en el marco de derechos humanos.

8. Desarrollar una estretegia comunicativa para informar a migrantes vulnerables en tránsito sobre asuntos de seguridad, derechos humanos y servicios de apoyo disponibles.

9. Diseñar una campaña comunicativa con información relevante para migrantes vulnerables en tránsito.

10. Crear alianzas con los medios de comunicación, agencias de publicidad y organizaciones de la sociedad civil con experiencia en comunicación para la difusión de información.

11. Llevar a cabo eventos con medios, miembros de la sociedad civil y academia, así como con representaciones consulares en México para difundir el concepto de seguridad humana aplicada a la migración.

12. Desarrollar un manual para el personal de albergues y organizaciones de la sociedad civil sobre identificación de migrantes vulnerables, incluídas personas en necesidad de protección internacional, y su referencia a instancias de atención.

13. Capacitar a organizaciones de la sociedad civil en la protección a migrantes en tránsito, incluídos sus derechos humanos, actividades de incidencia política, entre otras.

14. Facilitar el diálogo entre los gobiernos locales, sociedad civil y agencias de Naciones Unidas en asuntos relativos a la migración en tránsito y la seguridad humana.

15. Identificar y desarrollar herramientas para las organizaciones de la sociedad civil que contribuyan a fortalecer su labor en el tema migratorio.

16. Apoyar los albergues en la capacitación de su personal en planificación, gestión y capacitación de fondos.

17. Evaluar las condiciones básicas de los albergues seleccionados como miras a establecer estándares mínimos y entregar materiales (equipos medicos, productos higiénicos, equipos tecnológicos, etc.) para que cumplan con los estándares mínimos operativos.

18. Impulsar y fortalecer las redes de servicios de salud para la población migrante en tránsito, con especial énfasis en la salud sexual y reproductiva, desde el enfoque de derechos humanos.

19. Impulsar el fortalecimiento de las redes entre sociedad civil y albergues.

20. Elaborar un diagnóstico de la relación y los patrones de coexistencia entre migrantes y comunidades de acogida.

21. Impulsar procesos de diálogo entre actores clave de la comunidad local y representantes de albergues para identificar las condiciones básicas de coexistencia y la creación de redes de protección.

22. Promoción de una estrategia comunicativa para mejorar la relación entre los albergues y las comunidades receptoras.

23. Impulsar actividades culturales en las comunidades de paso.

24. Recolectar y sistematizar las redes de buenas prácticas en protección de migrantes, desarrolladas en comunidades de acogida.

25. Ofrecer asistencia de técnica en los municipios de intevención del Programa en la ejecución de recursos federales.